Cómo saber si eres un profesional de alto rendimiento

Profesionales de alto rendimiento

Alto Rendimiento IAR

Alto Rendimiento IAR

Al hablar del rendimiento nos referimos, de una u otra manera, a la relación entre cantidad de recursos que se invierten o utilizan en algún proceso y el resultado obtenido, generalmente en términos cuantitativos. Y también es habitual hacer referencia con el término rendimiento a la eficiencia: obtener el mayor resultado con la menor cantidad de recursos.

En un sentido amplio, la palabra rendimiento se refiere al resultado que obtiene una persona o cosa, y más estrictamente, el rendimiento sería la proporción entre el resultado que se obtiene y los medios que se emplearon para alcanzar al mismo.

En esta perspectiva clásica, que es la que se suele manejar en entornos familiares y sociales, así como en entornos empresariales y profesionales, estaríamos dejando de lado dos cuestiones sumamente importantes que, en una consideración a medio o largo plazo, pueden resultar más que relevantes. Se trata, por un lado, de los resultados cualitativos, generalmente no tenidos en cuenta, y, por otro, del coste de oportunidad que supone la aplicación de la eficiencia mecánica a las personas: dado que los recursos personales con los que cuenta una persona afectan al rendimiento, si tiene pocos recursos, es poco lo que puede poner en juego, de manera que podría rendir más si trabajara en su desarrollo personal; y si tiene muchos recursos y nos los pone en juego, directamente podría rendir más. Se trata, en definitiva, de la gestión del talento de las personas, cuya dinámica es inversa a la de la eficiencia mecánica: el mayor resultado (cualitativo y cuantitativo) se obtiene con la mayor cantidad de recursos (personales).

A su vez, en ocasiones se confunde el rendimiento con trabajar más, o con trabajar con más presión. Sin embargo, trabajar más de la cuenta o trabajar con una presión excesiva puede provocar una disminución del rendimiento.

¿Quién, entonces, es un líder de alto rendimiento; quién es, en general, un profesional de alto rendimiento? Y llevado al ámbito social y familiar, ¿quién es una persona de alto rendimiento? Aquella que es eficaz (alcanza sus objetivos y los resultados deseados), aquella que es eficiente (en términos de recursos externos a las personas: recursos mecánicos, tecnológicos y financieros) y aquella que maximiza su talento en el desempeño de sus actividades. Por consiguiente, podemos catalogar al perfil de una persona como de alto rendimiento cuando maximiza su eficacia, su eficiencia y su talento para un tiempo y en un entorno dado.

La maximización se puede alcanzar por varias vías. Una de ellas es la reducción de personal o de recursos mecánicos, tecnológicos o financieros, pero no siempre es ésta la mejor solución y, puede que ni siquiera sea una solución a medio o largo plazo. Otra forma de alcanzar la maximización es a través de la optimización de los procesos, es decir, por medio de la mejora en los resultados cuantitativos y cualitativos y de la mejora de la gestión del talento personal.

Alto rendimiento personal

El rendimiento es un concepto asociado al trabajo realizado por las máquinas. En Física y en el campo tecnológico, este concepto se define como el cociente entre el trabajo útil que realiza una máquina en un intervalo de tiempo determinado y el trabajo total entregado a la máquina en ese intervalo. También se puede expresar como la eficacia energética de un dispositivo, máquina, ciclo termodinámico, etc., conforme al cociente entre la energía obtenida de su funcionamiento (energía útil) y la energía suministrada o consumida por la máquina o el proceso.

A pesar la utilidad de la aplicación de estos conceptos al mundo profesional y de la empresa, conviene hacer hincapié en que las personas no somos máquinas. Por eso no es suficiente la aplicación de estos conceptos sin la consideración de otros aspectos que influyen en la optimización de los procesos personales y así en la maximización de la eficacia, la eficiencia y el talento.

El desempeño de las actividades desde la perspectiva del alto rendimiento que sustenta el trabajo del Instituto de Alto Rendimiento contempla los resultados y los beneficios cualitativos, además de los cuantitativos, así como la gestión del talento personal.

El talento personal

El talento es el resultado de la combinación entre la aptitud, la actitud, el aprendizaje y la pasión.(Gonzalo Serra)

El talento es el resultado de la combinación entre la aptitud, la actitud, el aprendizaje y la pasión. La aptitud determina aquello que puedo hacer: son las acciones, el qué de mi actuación. Por su parte, la actitud es lo que está detrás de las acciones, lo que sustenta lo que hago: está más ligada a las capacidades, es decir, al cómo hago las cosas, al cómo ejecuto mis acciones. Y que tanto la aptitud como la actitud sean adecuadas depende de los aprendizajes adquiridos: de las técnicas para ser aplicadas y de la capacidad de autogestión personal mientras se aplican dichas técnicas.

Sin embargo, para que el desarrollo y la gestión del talento sean excelentes se requiere, además, la pasión o el factor de logro que lo hagan congruente con todo lo que somos como personas: la persona que pone en juego su talento de manera excelente lo hace poniendo el alma en ello, de forma que hay congruencia entre lo que se hace, lo que se cree o piensa y lo que se es. Desarrollar el talento personal y gestionarlo nos hace ser más inteligentes (cognitiva, emocional y socialmente), nos permite alcanzar niveles de rendimiento mayores y nos conduce hacia la satisfacción, la paz y la felicidad.

La satisfacción en la vida depende de la propia capacidad para poner en juego todos los recursos de que disponemos, nuestros talentos. Y esa capacidad aumenta y se desarrolla en la medida en que somos capaces de entrar en nosotros mismos para reconocer aquello que nos está limitando. Es frecuente pensar que es el jefe, la pareja, un hijo, las circunstancias, lo que impide que sea plenamente feliz o conseguir mis objetivos y deseos. No obstante, circunstancias las vamos a tener siempre. La clave para la satisfacción personal y profesional es poder determinar en cada circunstancia qué puedo hacer yo, personalmente, para que mi rendimiento sea mayor y poner todos mis recursos, todo mi talento, en funcionamiento y así alcanzar el objetivo que pretendo. Esto implica atención y consciencia, un estado mental adecuado y la superación de hábitos y pensamientos limitantes. ¿Cómo conseguirlo?

El entrenamiento para la excelencia del talento exige la superación de hábitos y aprendizajes inconscientes, la desactivación del pensamiento y creencias limitantes, la focalización de la mente y un estado mental adecuado para la aumentar el nivel de conciencia. ¡Y este entrenamiento es posible! La generación de estados de alto rendimiento personal pone a nuestra disposición la infinidad de recursos personales de que disponemos y posibilita la ampliación de la percepción. La combinación de ambas cosas produce eficacia, mejora la rentabilidad y aumenta la producción en ámbitos profesionales activando nuestro talento a la vez de forma que nos permite ser más felices.

El Training en Gestión del Talento ofrece un entrenamiento de la atención en los diversos procesos personales y profesionales y en los niveles de experiencia de quienes entrenan de tal forma que permite generar estructuras personales, grupales y contextuales para la excelencia, la satisfacción, la plenitud y la felicidad.

Ponte en contacto con nosotros para obtener más información sobre el Training en Gestión del Talento (TGT).

Campos concretos para la optimización de recursos

Algunos de los campos en los que se puede profundizar para optimizar el alto rendimiento son los siguientes:

  • La gestión del estrés y de la carga mental del trabajo.
  • La gestión del tiempo.
  • La supervisión y la delegación.
  • El liderazgo.
  • La planificación.
  • La gestión del cambio.
  • La gestión del clima laboral y la motivación.
  • El trabajo en equipo.
  • La gestión del talento.
  • La innovación.
  • La gestión de conflictos.

Optimiza tus recursos profundizando en éstas áreas mejorando así tu rendimiento, el de tu equipo o el de tu empresa.

PROFUNDIZA EN LAS ÁREAS DE MEJORA DEL RENDIMIENTO

Suscríbete a nuestro blog

Mantente al tanto de nuestras novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>