Bienestar en la empresa

Bienestar en la empresa

Bienestar en la empresa

Cada vez es más habitual que el bienestar en la empresa forme parte del plan estratégico de las organizaciones. Ya no hay dudas: los datos muestran que resulta imprescindible para los buenos resultados de las empresas y para la satisfacción de los empleados. ¿Cuáles son las decisiones que se deben tomar?

El bienestar en la empresa y sus efectos

Al referirnos al bienestar en la empresa, es de sobra conocido el impacto negativo que sobre la vida de las personas ejercen determinados aspectos del trabajo. El estrés, la inseguridad laboral, el incremento de las horas de trabajo, las altas exigencias, y muchos otros factores, provocan problemas familiares y de salud. Según datos del Consejo General de la Psicología de España, el estrés contribuye al desarrollo de problemas psicológicos (por ejemplo, depresión, ansiedad), físicos (por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, obesidad) y de comportamiento (por ejemplo, uso y abuso de alcohol). Por otro lado, las excesivas demandas laborales, así como las experiencias negativas que se dan en el lugar de trabajo, se reflejan también en la vida familiar, aumentando el estrés en la vida de todos los miembros de la familia y empeorando el rendimiento y el comportamiento escolar de sus hijos, así como su salud, reduciendo la satisfacción de la vida de pareja, e influyendo negativamente en la cantidad y calidad del tiempo que se pasa con la familia.

Cuando el bienestar en la empresa no es el deseable, los efectos perjudiciales del trabajo ganan peso y cobran protagonismo. Y lo que todavía no es tenido muchas veces en cuenta es que esos efectos perjudican tanto a las personas como a las organizaciones. El bienestar en la empresa es una asignatura pendiente que está haciendo perder mucho dinero a las empresas, por ejemplo en términos de productividad, absentismo y presentismo laboral, rotación y retención del talento, y también a los Estados, que a causa de la atención a los trabajadores debe invertir en programas de salud y atención médica.

Sin embargo, cuando el bienestar en la empresa no es sólo una etiqueta sino una herramienta real hasta el punto de formar parte de la propia estructura organizacional, las personas y su trabajo se ven positivamente afectados, lo que se traduce en beneficios individuales y organizacionales. Estudios realizados en esta línea evidencian cómo el incremento de la felicidad se asocia con una mayor productividad, y las experiencias emocionales positivas más frecuentes en el lugar de trabajo se relacionan con mayores calificaciones de desempeño y alta colaboración con los compañeros (Lyubomirsky, King y Diener, 2005).

El bienestar en la empresa no es simplemente la ausencia de experiencias negativas, como el estrés o la ansiedad. De hecho, una condición fundamental para el bienestar psicológico no es sólo la ausencia de experiencias negativas, sino la frecuente aparición de las positivas (Diener, 1984; Seligman & Csikszentmihalyi, 2000). En esta línea se expresa la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando define la salud como «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».  A su vez, la OMS sostiene que un entorno de trabajo saludable es aquel en el que trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del ambiente de trabajo en base a indicadores relacionados con el espacio físico, el medio psicosocial (incluyendo la organización y la cultura del ambiente del mismo), los recursos de salud personales y las formas en que la comunidad busca mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y de otros miembros de la comunidad.

Bienestar en la empresa como decisión estratégica

El bienestar en la empresa, cuando se gestiona de determinadas maneras, puede producir varios efectos positivos individuales, organizacionales y sociales. Así lo avalan los datos que arroja el informe The Bigger Picture of Employee Well-Being: Its Role for Individuals, Families and Societies, un informe realizado de forma conjunta por la Sociedad para el manejo de recursos humanos (Society for Human Resource Management) y la Sociedad para la Psicología Industrial y Organizacional (Society for Industrial and Organizational Psychology-SIOP).

Cada vez más organizaciones están adoptando wellness programs. Aun así, varios aspectos importantes permanecen sobre la mesa, lo que invita a que el bienestar en la empresa sea considerado desde una perspectiva estratégica.

Decisiones estratégicas para el bienestar en la empresa

Conviene que las empresas consideren que todavía la participación de los empleados en programas de bienestar es baja. Conforme al informe mencionado, tan sólo el 24% de los empleados de las compañías que ofrecen programas de bienestar en la empresa participan en ellos. La implicación de la Dirección y la formación de los responsables de RR.HH. en temas de wellness corporativo resultará primordial para poder motivar la participación de los empleados.

El foco de los programas de bienestar en la empresa resulta también relevante. Lo más frecuente es que el interés se centre en el bienestar físico; no obstante, es difícil alcanzar un real y satisfactorio bienestar físico si no se incorpora en dichos programas el foco en el bienestar mental. Este foco debe insertarse además en la estrategia para la prevención de riesgos psicosociales.

Junto a esto, además de tratar de disminuir los resultados negativos (como fumar, la obesidad, etc.) es importante igualmente centrarse en resultados positivos. En este sentido, los programas de bienestar en la empresa deben incorporar las 4 claves para entrenar la habilidad del bienestar: la resiliencia, la actitud mental positiva, la atención y el altruismo. Entrenar la competencia del bienestar ejecutivo es una estrategia novedosa que aún no han incorporado muchas organizaciones.

Por otro lado, es habitual que los programas de bienestar en la empresa pongan su mirada en los resultados individuales, pero esto no es tan efectivo (incluso a veces es nada efectivo) como incluir también resultados relacionados con la familia y la sociedad. En la actualidad, el contexto laboral ha variado y ejerce su influencia en los resultados de las empresas. Los trabajadores quieren construir su propia vida y el desempeño profesional forma parte de ello. Pasarlo por alto generaría desalineamiento entre los intereses de los empleados y de la Dirección y la empresa.

Y, sin duda, la perspectiva estratégica que incluya los elementos mencionados del bienestar en la empresa debe recoger el seguimiento de los resultados del wellness program implementado. Un buen seguimiento y una buena evaluación serán imprescindibles para llevar a cabo el feedback imprescindible en todo proceso organizacional.

Suscríbete a nuestro blog

Mantente al tanto de nuestras novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>