Técnicas de comunicación: 5 beneficios que te sorprenderán

Técnicas de comunicación para liderar

Las técnicas de comunicación determinan la calidad de nuestras vidas

Las técnicas de comunicación determinan la calidad de nuestras vidas

En artículos anteriores hemos hablado de diversas técnicas de comunicación que nos permiten comunicarnos con nosotros mismos y con los demás de manera eficiente, algo fundamental para el liderazgo. De igual modo hablamos de las consecuencias de no comunicarse adecuadamente y el impacto millonario que puede tener en la cuenta de resultados de una organización, pudiendo llegar a paralizar la producción en casos extremos. En el artículo de hoy profundizaremos en los beneficios de una buena comunicación y para ello nos apoyaremos en el modelo de comunicación de la PNL.

Una de las propuestas de la Programación Neurolingüística es la idea de que no podemos no comunicar. Si partimos de esta premisa, tendríamos que considerar que nos estamos comunicando de manera continuada con nosotros mismos, en primera instancia, y también con los demás. La manera en que me comunico conmigo mismo/a, mis pensamientos, tiene un impacto directo en el resultado de mi comunicación con los demás y en la forma de liderar.

El modelo de comunicación de la PNL explica cómo procesamos la información que nos llega del mundo que nos rodea y cómo el lenguaje influye directamente en la representación de nuestra realidad. Aprender técnicas de comunicación nos permite, entre otras cosas, entendernos mejor y comunicarnos con nuestro entorno con mayor nivel de conciencia y eficacia.

La capacidad de comunicarnos permite la evolución de los seres humanos y de sus actividades. Cuanto mejor sea la comunicación, mayor será el desarrollo como comunidad o grupo de trabajo.

5 beneficios de las técnicas de comunicación

1. Fomenta las relaciones auténticas (con uno mismo y con los demás)

Virginia Satir en su libro “En contacto íntimo” considera que “para comunicarse entre dos personas se requieren tres partes: cada persona en contacto consigo misma y al mismo tiempo el contacto con la otra.” Esta recomendación es aplicable a todas las culturas y categorías socioeconómicas. Además, conlleva un aumento de la autoestima, permitiéndonos abandonar la posición defensiva y haciéndonos sentir más fuertes. Una buena autoestima nos hace libres.

Dale Carnegie en su libro “Cómo hacer amigos e influir en los demás” recomienda entre otras cosas:

  • Muestra un interés genuino por los demás.
  • Sonríe siempre.
  • Usa con frecuencia el nombre del otro. Recuerda que el nombre de una persona es para ella, el sonido más interesante en cualquier idioma.
  • Escucha más y habla menos. Transfórmate en un buen “oyente” y anima al otro a que hable sobre sí mismo.
  • Haz que la otra persona se sienta importante, y hazlo sinceramente.
  • Muestra respeto por la opinión de la otra persona, nunca digas: “Estás equivocado”.
  • Si te equivocaste, admítelo de inmediato.
  • Siempre que empieces a hablar, hazlo de una forma amigable.

2. Evita malentendidos

Aprender a evitar malentendidos es fundamental para la buena marcha de las empresas y de las personas. Aceptar que nuestra interpretación de la realidad es sólo una versión de las muchas posibles nos permite cuestionarla, dado que está cargada de nuestros valores y creencias.

La precisión de las palabras y el objetivo del mensaje a comunicar son claves para una comunicación adecuada, especialmente con las personas auditivas. Y aquí también se cumple lo de menos es más: menos palabras refuerzan el mensaje. El material visual (dibujos, imágenes, folletos) puede servir también como apoyo para las personas más visuales.

Para las personas más kinestésicas, generar un ambiente de confianza entre las partes permitirá que la atención se focalice en el mensaje. En todo caso es muy importante que prestemos atención a la reacción que genera nuestro mensaje y que nos aseguremos de que se ha entendido correctamente.

3. Mayor implicación laboral

Cuando la comunicación es fluida, los integrantes de un equipo de trabajo trabajan desde la confianza y la autenticidad. Se produce un aumento más o menos consciente de la iniciativa, con el fin de propiciar un equilibrio entre el dar y el recibir. Cuando alguien siente que recibe mucho por parte de un supervisor o de la organización, la motivación y el compromiso se incrementan.

Los líderes carismáticos se basan en la comunicación para inspirar y generar entusiasmo entre sus colaboradores, logrando así una mayor implicación y una mejora del rendimiento.

Según John Maxwell, uno de los grandes gurús del liderazgo, los líderes carismáticos lideran con el ejemplo, logrando que sus equipos den lo mejor de sí mismos. Este tipo de líderes promueven el logro compartido, mejorando sustancialmente el sentimiento de pertenencia de los integrantes.

4. Aumento de la eficacia en la consecución de objetivos

Según el Carnegie Institute of Technology, el 85% del éxito en los negocios depende de la personalidad y de la habilidad para comunicar, negociar y liderar. Sólo el 15% depende de los conocimientos técnicos. Así pues, los conocimientos son importantes pero no suficientes para lograr el éxito. Nuestras habilidades comunicativas, que pueden mejorarse con técnicas de comunicación aprendidas, son claves para lograr los objetivos.

Son por todos conocidos algunos líderes con grandes habilidades de liderazgo y comunicación que inspiraron y siguen inspirando a muchas personas de distintos ámbitos en la consecución de sus objetivos:

Gandhi: ejemplo de Liderazgo pacifista, logró la independencia de la India.

Nelson Mandela: ejemplo de Liderazgo político, contra el Apartheid.

Steve Jobs: ejemplo de Liderazgo emprendedor en el mundo de los negocios.

Michael Jordan: ejemplo de Liderazgo deportivo.

El éxito en los negocios depende de las técnicas de comunicación

El éxito en los negocios depende de las técnicas de comunicación

 5. Disminución del estrés

El estrés es la respuesta a una valoración individual de una situación determinada que se percibe como amenaza. Tanto el estrés como la carga mental en el trabajo se pueden mejorar aplicando técnicas de comunicación que favorezcan un mejor clima laboral.

Enunciamos algunas claves que fomentan un clima laboral óptimo en las organizaciones y disminuyen el estrés entre sus integrantes:

  • La definición de una dirección clara y unos objetivos coherentes que permitan a las personas encontrar sentido a su esfuerzo diario
  • El respeto hacia los trabajadores: se sienten valorados, escuchados y bien tratados por sus jefes.
  • Celebrar los logros y reconocer a sus protagonistas. Reconocer los errores y aprender de ellos en lugar de castigar la iniciativa.
  • La comunicación fluida entre los integrantes de un equipo.
  • El desarrollo personal y profesional que permite el despliegue de talento y la mejora del rendimiento.
  • El fomento de la Neuromeditación como herramienta profesional.

En comunicación no hay fracasos, tan sólo resultados.  Por tanto, invertir en actualizar y mejorar las técnicas de comunicación en las organizaciones es la mejor inversión para mejorar los resultados de manera sostenida en el tiempo. Puedes conocer nuestros programas para mejorar la comunicación en tu organización en www.institutoaltorendimiento.com

Suscríbete a nuestro blog

Mantente al tanto de nuestras novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>