youtube

Teléfono: (0034) 609 752 001    Mail: iar@institutoaltorendimiento.com

NeuroMeditación

 

QUÉ ES LA NEUROMEDITACIÓN

 

La Neuromeditación es un modelo de trabajo para el desarrollo de las capacidades del ser humano. Surge como resultado de la aplicación de la Neurociencia, la Programación Neurolingüística (PNL), la Medicina energética y la Psicología Transpersonal a las técnicas tradicionales de meditación. El resultado de las investigaciones y la innovación del Instituto de Alto Rendimiento (IAR) ha permitido conformar un método de aplicación práctica en el mundo personal y laboral.

La aportación neurocientífica de universidades como Wisconsin, Harvard, Massachusetts o la Autónoma de Madrid, entre otras, supone el fundamento que facilita el desarrollo de un nivel de rendimiento alto de las personas. La Neuromeditación permite conseguir una mente enfocada e ir “más allá de la mente analítica”, lo que supone una mayor disponibilidad de los recursos del ser humano. Así, las personas que practican la Neuromeditación alcanzan, por ejemplo, niveles mayores de coherencia cerebral, de inteligencia, de memoria, de creatividad, de atención, de gestión personal, de empatía y compasión, de equilibrio emocional, de análisis y comprensión. Esos niveles hacen posible un desempeño profesional sin estrés y de liderazgo enfocado. Y, a la vez, niveles más altos de felicidad, lo que se traduce también en una mayor motivación. La Neuromeditación es un método para vivir con salud y ser más productivos y felices.

 

Atención y Neuromeditación IAR

 


 

CÓMO FUNCIONA LA NEUROMEDITACIÓN

 

La Neuromeditación consiste en el entrenamiento de la atención a través de un método fácil y sencillo que permite activar el área prefrontal izquierda del cerebro a la vez que se desactiva la zona medial del mismo, responsable del "secuestro neuronal o emocional". Este secuestro emocional, sufrido por un gran número de personas aun sin saberlo, imposibilita el análisis, la comprensión, la gestión y la acción.

La práctica de la atención selectiva, además, hace posible que se alcancen niveles mayores de activación de la ínsula del cerebro, responsable de las sensaciones corporales y del cerebelo, sede de la mente inconsciente, en la que están registrados nuestros hábitos, tanto los que nos hacen rendir y ser felices, como los que nos impiden poner todo nuestro potencial en juego y nos limitan.

De esta manera, la Neuromeditación funciona siguiendo una serie de pasos (método) que activan y desactivan selectivamente diversas áreas del cerebro. El Instituto de Alto Rendimiento, de la mano de Gonzalo Serra, ha desarrollado un método en 5 pasos que todas las personas pueden practicar.

 


 

PARA QUÉ SIRVE LA NEUROMEDITACIÓN

La Neuromeditación permite “parar la mente”. Son muchas las personas que en el ámbito profesional y personal no consiguen parar su mente. Las consecuencias son varias: tener bajos niveles de rendimiento y productividad, no descansar e incluso no dormir, no disfrutar del ocio, las conversaciones y la compañía y, en definitiva, no estar satisfecho con lo que uno hace, no disfrutar de la vida y no ser felices.

Parar la mente por medio de la Neuromeditación ayuda a ir más allá de la mente analítica poniendo en juego también la mente analógica o sintética. Igualmente, facilita la integración y el manejo de la mente consciente y la mente inconsciente. El resultado es un mayor autoconocimiento y un mayor conocimiento de los otros y del sistema del que formamos parte, lo que nos capacita para la buena gestión personal y de las relaciones y para la integración del Ser que somos en todos los ámbitos de nuestra vida.

 


 

EntrevistaGonzaloSerraNeuromeditacion-YouTube