youtube

Teléfono: (0034) 609 752 001    Mail: iar@institutoaltorendimiento.com

Metáfora del carbón y el diamante

 

El carbón y el diamante

Las personas, tanto en ámbitos profesionales como en los sociales y familiares, nos comportamos de forma similar a lo que les sucede al carbón y al diamante: son lo mismo, y su diferencia se encuentra en la forma de organizar e integrar sus componentes esenciales.

En un estado puro, compararíamos al grafito y al diamante; ambos son carbono y su única diferencia estriba en la configuración de sus átomos, que forman estructuras distintas. La del grafito es más débil que la del diamante, que resulta muy duro. Si al carbono del grafito, además le añadimos impurezas, que es lo que frecuentemente se encuentra en la naturaleza, obtenemos el carbón, más débil aún.

 

Las personas

De la misma forma podemos hablar de los seres humanos: todos nos manifestamos a través de lo que hacemos, de lo que creemos o pensamos y de lo que somos. Pero no da igual la manera en la que integramos estas tres dimensiones esenciales: en la medida en que vivimos en un mayor grado de congruencia entre lo que hacemos, lo que creemos y lo que somos, nuestro talento esencial se puede poner en juego en toda su magnitud y grandeza.

 

El Instituto de Alto Rendimiento

 

Ésa es nuestra dedicación: trabajar con las personas para que cada vez

seamos menos carbón y nos acerquemos más al diamante que llevamos dentro…

El Instituto de Alto Rendimiento es un espacio de desarrollo personal y profesional que trabaja los pilares de la congruencia humana para que cada uno pueda aprender a gestionar su propio talento, en beneficio personal, de los suyos y de la organización a la que añade valor con su trabajo. En el trabajo con los recursos humanos encuentran empresas y organizaciones en general su mayor riqueza para aportar valor a la sociedad.

 

El verdadero éxito profesional viene detrás del éxito personal.

(Gonzalo Serra)

El TALENTO está disponible en la medida en que hay congruencia entre lo que se hace, lo que se piensa y lo que se es. Éste es el fundamento y la razón de la propuesta de IAR: procesos y training “más allá de las técnicas”.