Gestión del talento: 7 claves para activar tu talento

Tienes talento, y lo sabes

Gestiona tu talento

Gestiona tu talento

Desde pequeños nos acostumbran a aceptar lo que otros opinen de nuestros talentos y a que nos encasillen según nuestras habilidades de ese momento. “Serás un buen profesor, serás una gran cantante, tienes madera de artista, la informática es lo tuyo…”. Aprendemos de nuestro entorno y no en pocas ocasiones interiorizamos, como si de una letanía se tratase, que tendremos talento si los demás así lo consideran.

¿Y qué sucede con lo que a ti te gustaría ser? Todos tenemos talento desde que nacemos, aunque no siempre sea visible para los demás.

Tanto es así que nos cuesta reconocer en público nuestros propios talentos, apelando a la modestia y otorgando el poder de la validación a otros, aunque no les conozcamos.

Liberar tu talento es tu responsabilidad

Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de liberar y potenciar su talento. Pero, ¿cómo hacerlo? La mayoría vivimos con demasiadas prisas y las semanas vuelan. ¿Cómo lograr tiempo para dedicárselo al desarrollo de tus talentos?  Tiempo es lo único que tenemos, el día tiene 24 horas. Si te esfuerzas por dedicar una hora del día para ti, lograrás 365 horas de entrenamiento al año. ¿Te has parado a pensar cuánto tiempo de calidad dedicas a ver la televisión y a las redes sociales cada día? Seguramente parte de ese tiempo podrías emplearlo en tener tiempo de calidad para ti.

Cambiar de hábitos para lograr lo que quieres

Para cualquier objetivo que nos propongamos alcanzar, el primer paso es diseñar una estrategia. Si pretendo cocinar una nueva receta, necesitaré instrucciones, los ingredientes, el tiempo necesario y los utensilios adecuados. Es posible que la primera vez me salte algún paso, lo que es seguro es que con la práctica no necesitaré receta y seré capaz de generar nuevas versiones con resultados excelentes.

Si tu objetivo es activar tus talentos para vivir desde lo que eres de verdad, ¿por dónde vas a empezar? Quizás podrías considerar el acompañamiento de un coach para dar los primeros pasos con firmeza y disfrutar de la satisfacción de ponerte en movimiento con una fecha concreta y espacios para la reflexión.

7 claves para activar tu talento

Tanto si decides recorrer el camino sólo o acompañado, me permito compartir contigo siete claves que te puedan inspirar para diseñar tu propia estrategia.

Clave 1: Reconoce tus talentos

La acción del reconocimiento llevada a cabo por alguien que no sea uno mismo, es lo que nos distingue de los demás en cualquier entorno.  En muchos casos, afortunadamente hay excepciones, nos han acostumbrado a recibir el reconocimiento de otros, de manera que aprendemos a esperar, y a veces desesperar, a que otros se den cuenta de lo especiales que somos.

¿Y si empezásemos a darnos a nosotros mismos el reconocimiento que merecemos? Una buena forma de practicar es dando reconocimiento a otras personas y compartiendo nuestra admiración por sus talentos. Te hará sentir bien y probablemente reconozcas algún destello de ti en el talento de otros. El siguiente paso es reconocer tus talentos.

“Lo que más admiras en otros, lo posees dentro de ti.”

Clave 2: Practica la mentalidad de desarrollo

La opinión que tenemos de nosotros mismos afecta en profundidad a nuestra forma de gobernar nuestra vida”, al menos eso es lo que opina la prestigiosa psicóloga Carol S. Dweck. Tras años de investigaciones, Dweck afirma que existen dos tipos de mentalidades: una que conduce a la mediocridad, la mentalidad fija; y otra potenciadora del talento, la mentalidad de desarrollo.

Las personas con mentalidad de desarrollo creen que el talento se incrementa con el aprendizaje y el esfuerzo. Hoy sabemos que podemos aprender durante toda nuestra vida, nuestro cerebro se caracteriza por su plasticidad. Si quieres evolucionar, en lugar de focalizarte en tus debilidades y en excusas bien cimentadas, podrías centrarte en incorporar aquellas habilidades y conductas que necesitas para desarrollar tu talento. Recuerda, si quisieras comerte un elefante, tendrías que trocearlo. Poco a poco.

¿Hay algo o alguien que te impide crecer? ¿Cuál sería tu primer paso para desarrollar tu talento al siguiente nivel?

Clave 3: Persigue la suerte

Hay personas con más o menos suerte, aunque lo habitual suele ser que quien persigue la suerte termine por alcanzarla. Si quieres desarrollar tus talentos, es importante que incorpores una serie de hábitos en tu agenda que te aseguren un espacio diario de inspiración y motivación. Hay acciones que tienen efectos muy motivadores, y que dependen de nosotros y no de las circunstancias, como son agradecer, reconocer el talento en otros y rodearse de personas que te inspiran y te hacen sentir bien. Es muy probable que si las practicas de forma sistemática, empiecen a suceder cosas interesantes e inesperadas.

Clave 4: Entrena el valor

El miedo forma parte del ser humano, siendo una de las emociones primarias. Por más que nos cueste creerlo, todas las personas tenemos miedos, otra cosa es que se nos note. Tanto es así que el miedo es una emoción necesaria para nuestra supervivencia.

Decía un poema de Marianne Williamson que “nuestro miedo más profundo no es ser incapaces. Nuestro miedo más profundo es que somos enormemente poderosos. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos, ¿quién soy yo para ser brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?”

Lo que diferencia a las personas valientes es la gestión de sus miedos. Y precisamente por eso te animo a que entrenes el valor de forma habitual. Encuentra algo que te lleve a actuar y a superar ese miedo. Es lo que llamamos salir de tu zona de confort. Por ejemplo, si te da miedo subirte a una montaña rusa o hablar con tu jefe, ¡busca la manera de hacerlo! La sensación de logro que conseguirás será el cimiento de tus futuros logros.

El objetivo es aprender a convivir con tus miedos y si lo consideras adaptativo para ti, a superarlos. Y poco a poco, encontrarás satisfacción en hacer cosas que estaban fuera de tus límites, los que tú te habías marcado.

“Cuando sales de tu zona de confort permites que tu talento fluya y se expanda.”

Clave 5: Aprende de tus errores

De poco nos sirve equivocarnos si no aprendemos de nuestros errores. Resulta mucho más sencillo ver los fallos y los errores que cometen otros. A veces nuestro ego, nuestro orgullo o nuestra soberbia, no nos permiten aceptar que nos hemos equivocado o que simplemente podríamos haber obtenido otro resultado en el caso de que las circunstancias hubieran sido diferentes.

Sin duda aprendemos de los aciertos propios y ajenos, y sin embargo no hay mejor maestro que nuestros fallos y equivocaciones. Aceptarlos, afrontarlos y extraer la savia del aprendizaje es la semilla del éxito para cualquier persona que emprenda un negocio, un viaje o que pretenda desarrollar cualquier habilidad.

Clave 6: Practica la Neuromeditación

La Organización Mundial de la Salud OMS recomienda a las empresas y a las personas programas de bienestar orientados a la gestión de la carga mental. En el mundo que insistimos en llamar desarrollado, vivimos inmersos en las prisas, la inmediatez y en el exceso de información que facilitan internet y las redes sociales. La sobrecarga de actividad mantenida en el tiempo a través de la multitarea, lejos de promover la eficiencia y la productividad, termina por fatigar nuestra atención y por disminuir el rendimiento.

¿Cómo conseguir que la concentración, el feedback y la recuperación mental formen parte de la práctica diaria? La Neuromeditación es un modelo de trabajo desarrollado por el Instituto de Alto Rendimiento que nos permite “resetear nuestra mente”, liberando espacio en nuestro “disco duro”.

Talento y Neuromeditación van de la mano

Talento y Neuromeditación van de la mano

Clave 7: Cree en ti y ¡apasiónate!

Hace poco leía que algunas universidades en lugar despachar a sus alumnos con un frío “suspenso” o “no apto”, añadían la palabra “todavía”. Aunque el resultado sea el mismo y toque volver a examinarse, ¿no resulta mucho más motivador que te digan “todavía no estás preparado”, pero lo estarás…? ¿Y no sería todavía más motivador tener la certeza de que lo vamos a lograr antes o después gracias a nuestro talento?

Lo que creemos de nosotros mismos condiciona nuestra vida de manera decisiva. Conviértete en tu primer fan y cree en ti y en tus posibilidades. Sólo así podrás superar los obstáculos que sin duda aparecerán en el camino.

Por otro lado, una de las peores cosas que nos pueden pasar es vivir sin pasión, en un estado de supervivencia permanente. Como dice Emilio Duró, “en lugar de poner años a la vida, hay que poner vida a los años.”

Algo que no podrán hacer las máquinas por ti es apasionarse por las cosas, por las ideas, por las personas. La vida sin pasión no es vida, es supervivencia. Si de verdad quieres vivir con pasión, ¡ACTIVA TU TALENTO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>